Historia - Página 2

 

El Protomedicato de la República

Corría el 28 de octubre de 1857 cuando, durante la administración de don Juan Rafael Mora Porras (1849-1859), se creó el Protomedicato de la República y la Sociedad Médica (10). Pero, ¿qué era esta institución y cuáles eran sus funciones?
Los protomedicatos fueron instituciones de origen español que durante la época colonial existieron especialmente en los Virreinatos y Capitanías Generales, subsistiendo aún en América Hispana durante los primeros años de independencia, para ceder luego el campo a las Facultades y Colegios (11).

El Protomedicato tenía por objetivo estimular el progreso de las ciencias médicas y proteger la salud pública. Al respecto, el artículo primero de la creación del Protomedicato expresa:

Se establece en la República el protomedicato y la sociedad médica; el primero en concepto de tribunal médico, compuesto de un Protomédico, Presidente del tribunal, que lo será también de la sociedad médica, de dos vocales, un censor y un secretario con el carácter de notario médico. La segunda en concepto de un cuerpo literario, compuesto de todos los doctores y licenciados en Medicina y Cirugía, farmacéuticos, obstetrices y dentistas que actualmente existan en el país, cuyos títulos estén en regla y a quienes se haya concedido licencia para ejercer su profesión en virtud de ellos. (12)

Don Rafael G. Escalante, Vicepresidente de la República, en ejercicio del Poder Ejecutivo, decretó, el 15 de junio de 1858, el reglamento del Protomedicato (13), con lo cual quedan expuestas sus atribuciones: tribunal de exámenes teórico-prácticos en todas las ramas de las ciencias, y cuerpo inspector de salubridad pública y policía médica. Como tribunal de exámenes, su función era evaluar a los profesionales graduados en el extranjero y autorizarlos para trabajar en el país. Así, evaluaba a médicos y cirujanos, farmacéuticos, dentistas, comadronas u obstetrices y hasta a sangradores. A los farmacéuticos se les examinaba, entre otras cosas, en Química Médica, como materia importante que debían dominar. Con la reforma efectuada el 4 de agosto de 1859 al reglamento del Protomedicato, a la Química médica cambió su nombre a Materia Médica. (14)
Si bien es cierto, el Protomedicato no enseñó Farmacología de una manera formal, la Materia Médica constituía un aspecto importante en sus evaluaciones, con lo que la mantenían viva. Como consecuencia del cierre de la Universidad de Santo Tomás, aunado a las necesidades sociales de médicos y farmacéuticos así como la existencia de jóvenes deseosos de realizar estudios superiores en ciencias, se preparó el ambiente para el establecimiento de la Facultad de Medicina, Cirugía y Farmacia y, posteriormente, la creación de la Escuela de Farmacia.

El 3 de abril de 1895, el Dr. Juan J. Ulloa Giralt, hijo del Lic. Juan José Ulloa Solares (último rector de la Universidad de Santo Tomás, muerto el 24 de junio de 1888), logró que el Congreso de la República reorganizara el Protomedicato -que no había funcionado adecuadamente- y que, en lo sucesivo, se llamara Facultad de Medicina, Cirugía y Farmacia de Costa Rica (15). Pero, su estructura no debe confundirse con una escuela superior, pues, básicamente, tenía características gremiales muy similares a las de los actuales colegios profesionales. (16)



Doctor Juan J. Ulloa G.

El 29 de agosto de 1895, el Congreso aprobó la ley orgánica de la Facultad de Medicina, Cirugía y Farmacia, emitida por la comisión permanente. Un hecho fundamental realizado por esta Facultad, en cumplimiento de sus objetivos de "dirigir la enseñanza de esas ciencias, promover y fomentar su desarrollo, conferir títulos académicos de las diversas ramas que ellas abrazan" (17), fue acordar el establecimiento de una Escuela de Farmacia (sesión del 1º de febrero de 1897) y aprobar, el mismo día, su reglamento general. El 5 de febrero se dio a conocer el proyecto al Poder Ejecutivo, el cual lo refrendó tres días después.

La Escuela de Farmacia

La fundación de la Escuela de Farmacia fue fundamental, no sólo para la enseñanza de la Farmacología, en forma seria y constante, sino también de otras disciplinas como biología, botánica, química, anatomía, bacteriología, fisiología, etc., pues, durante muchos años, fue el único centro de enseñanza superior en el país que favorecía las ciencias. En los primeros años, la Escuela ocupó una casa de habitación, situada al suroeste del Parque Central de San José, sobre la avenida octava (18). Con la aprobación de su reglamento, el 8 de febrero de 1897, surgió el primer currículum de Farmacia. Tenía una duración de cuatro años y, en el último año, incluía varios cursos estrechamente relacionados con la Farmacología, entre ellos, Materia Médica y Terapéutica General. Eran cursos anuales que se impartían desde marzo hasta noviembre y, en diciembre, se hacían los exámenes (orales y anuales) ante un tribunal. El examen duraba un mínimo de media hora y un máximo de una hora y se calificaba con sobresaliente, bueno, mediano o suspenso.

Los cursos se iniciaron el 15 de marzo de 1897 con trece alumnos. Durante los años 1897 y 1898, la Escuela fue administrada por la Junta de Gobierno de la Facultad de Medicina, Cirugía y Farmacia. Durante 1899, 1900 y 1901, fungió como director don Elías Jiménez Rojas, quien le dio un gran impulso a esta institución, por lo que Alonso Pérez Calvo, en su libro Memoria General, lo considera como el padre de la Farmacia en Costa Rica. (19)

Plan de Estudios de Farmacia de 1897

PRIMER AÑO
1-Física General y Experimental
2-Química Inorgánica
3-Historia Natural
4-Botánica General

SEGUNDO AÑO
1-Química Orgánica
2-Botánica
3-Trabajos de oficina (Despacho de Recetas).
4-Zoología General
5-Mineralogía y Cristalografía

TERCER AÑO
1-Química Analítica Farmacéutica (Práctica de Análisis Cualitativos y Cuantitativos).
2-Elementos de Fisiología Humana
3-Trabajos prácticos de oficina
4-Farmacia Teórica, primera parte.

CUARTO AÑO
1-Análisis Tetrimétricos
2-Toxicología
3-Trabajos prácticos de microscopio
4-Materia Médica
5-Terapéutica General
6-Farmacia Teórica, segunda parte
7-Cursos teóricos y prácticos en trabajos de laboratorio.

Logo oficial revista